SERA CUESTION DE ENCONTRAR EL MODO DE REIR...

miércoles, 2 de mayo de 2012

Amor...

¿Qué siento?
Angustia
Miedo
Tristeza
Confusión
Dolor
Inseguridad
Desilusión
Impotencia
AMOR

Todo se despedaza a partir del último sentimiento en esta lista, todo surge y se deriva a partir del amor. Nada más me importa realmente si no lo tengo, nada más me llena que si no lo siento, aunque sea como un reflejo. Tal vez siga sin sentir ni saber como es recibirlo, pero por ahora me conformo con sentirlo, y pensar en que tengo a alguien a quien quiero entregarle mi amor. No creo que tampoco ame o haya amado a alguien de verdad como para poder usar esta palabra con todo su significado. Con el sólo hecho de tener la ilusión de que hay alguien para mi, con que tenga una posibilidad de estar con la persona que deseo en cada momento de mi vida, a mi me alcanza. Porque cuando ni siquiera tengo de donde agarrarme, siento un gran vacío en el pecho, pero cuando lo tengo, es como tener algo inmenso en el pecho quemándome, y no sé que hacer con él. Sólo con empezar a sentirlo un poco empiezan a surgir un montón de cosas más en mi, y cuando siento que se va, llegan la angustia, el miedo, la tristeza, la confusión, el dolor, la inseguridad, la desilusión, la impotencia, y detrás de eso un montón de cosas que provoca el amor cuando se apaga y no siente que vaya a recibir lo mismo. Entonces, comienzo a decir y hacer estupideces, a cometer errores, a ponerme insensato, a ser muy sensible, a entrar en desesperación, a sufrir por una pequeña ilusión que se desvanece.
A veces, sólo pienso en quién será la indicada, cuando llegará, si ya la conocí, o si aún tengo que esperar. A veces, no sé si lo que realmente importa es jugarse a todo por el todo, sin importar el momento, o si en ocasiones hay que esperar. A veces, no puedo parar de pensar en lo real de esta frase: "Lo contrario del amor no es el odio ni el dolor, es el miedo". A veces, creo que siempre voy a estar solo, aunque sé que no es así. A veces, sólo me enrosco en mi cabeza, y no me deja salir a ver lo que hay mas allá. A veces, me quedo tan ciego que pierdo el rumbo y quedo a los tumbos. A veces, sólo creo en el amor, y sólo a veces vivo queriendole escapar para no ser lastimado. A veces, creo haberlo encontrado, y así también lo dejé escapar. A veces, me toca a la puerta, y no lo se escuchar. A veces, se derrumba mi confianza, y al otro día me siento el más fuerte.
Pero siempre, voy a seguir siendo un romántico iluso, creyendo en el amor verdadero, en la persona indicada, en que si es amor, es para siempre...



"Esa mezcla de placer y dolor
Tener un sol en el pecho
Tanto fuego que no puede quemar"



Nota: Esta es la entrada numero 100 de este blog que comenzé alla por el 2010, hace poco más de 2 años. Nunca fui un gran escritor, apenas escribo entradas cada tanto. Siempre intenté expresar cosas que sentía, o con las que el resto podría llegar a sentirse identificado. Intenté darle un significado, e intenté que tenga un valor. Pero hay algo de lo que siempre quise escribir, y tal vez por distintos motivos nunca me animé, y es sobre lo que trata esta entrada, del amor, y me pareció una buena oportunidad, o una excusa por la ocasión de llegar al número 100.

No hay comentarios.: